Tarot Marsella Restaurado Jodorowsky

Desde Alejandro Jodorowsky y Philippe Camoin que han restaurado el Tarot de Marsella, sobre el Tarot se han escrito todo tipo de verdades y mentiras. Lo cierto es que muy poco de lo que se afirma, se puede constatar de manera documental, gran parte de lo que hoy se encuentra en libros o en Internet son afirmaciones a menudo repetidas acerca del Tarot que pueden parecer un hecho histórico, pero que en realidad no tienen base en la evidencia disponible en el presente, solo las sustenta la voluntad de quienes lo dicen de que así parezca ser. Esto no significa que no haya espacio para historias especulativas, no fácticas acerca del Tarot. Los mitos e historias expresan desde la noche de los tiempos el alma humana y la creatividad. Los arcanos considerados como mitologicos, nos cuentan mucho sobre lo significativo que es el Tarot en un nivel de crecimiento personal.

Las cartas del tarot, nos hablan de una verdad interior que es, a veces, personalmente más cierta que los hechos externos. Sin embargo, tanto la historia como los mitos pueden verse perjudicados cuando se confunden entre si. La información que cada tarotista, cartomántico o vidente (según definición) da, consiste mayormente en conclusiones que cada uno de ellos va sacando del estudio del Tarot. Los más serios como el ya citado Alejandro Jodorowsky que ha restaurado el Tarot de Marsella, han extraído su conocimiento de investigar e indagar la evidencia de los pocos documentos escritos existentes y las cartas antiguas y moldes que han llegado a ellos. Otras interpretaciones de los arcanos del tarot pueden ser extraídas del mismo cuerpo de evidencias. Los lectores interesados en examinar la evidencia por si mismos y sacar sus propias conclusiones deberán investigar y trabajar con el tarot ellos mismos. Toda persona debe ser consciente de las limitaciones de confiar únicamente en los demás, igual que limitarse es el hacerlo solo en su propia capacidad. Todos los documentos antiguos referentes al tarot, son la parte mas confiable respecto a su origen, aunque los documentos escritos rara vez cuenta toda la verdad de lo que la gente hace o piensa. Especialmente perteneciendo a un aspecto de la cultura popular, como lo es el Tarot.